Fremont: Art Urbà

Podríem dir que Fremont és el barri bohemi de Seattle. L’equivalent al barri de Gràcia de Barcelona però sense ser “Tropical i independent”, tal i com vaig aprendre d’uns bons amics en el meu “bateig” en les Festes de Gràcia de ja no recordo quin any. L’única diferència apreciable és la falta de places, signe d’identitat del barri barceloní juntament amb els seus carrers per a vianants. Però aquesta carència es veu compensada, no solament amb locals autèntics (dels que parlaré un altre dia) i un ambient immillorable, sinó també amb mostres d’art urbà amagades pels racons de Fremont que et van sorprenent mentre vas passejant.
Podríamos decir que Fremont es el barrio bohemio de Seattle. El equivalente al barrio de Gracia de Barcelona pero sin ser éste “Tropical e independiente”, como bien aprendí de unos buenos amigos en mi “bautizo de fuego” en las Fiestas de Gracia de ya no recuerdo qué año. La única diferencia apreciable es la falta de plazas, símbolo del barrio barcelonés junto con sus calles peatonales. Pero esta carencia se compensa, no solo con locales auténticos (de los que ya os hablaré otro día) y buen ambiente, sino también con muestras de arte urbano escondidas por distintos rincones de Fremont que te van sorprendiendo mientras vas paseando.

La primera parada la trobem en una estàtua de Lenin feta de bronze. Lewis Carpenter, un americà una mica tocat del bolet, va comprar l’estàtua a Eslovàquia amb la intenció de vendre-la a algun altre americà que estigués encara més sonat que ell. Això va ser pels voltants de 1989. Avui la estàtua continua en venta pel mòdic preu de 250.000$, o això diuen.
La primera parada es una estatua de bronce de Lenin. Lewis Carpenter, un americano que estaba un poco tronado, compró la estatua a Eslovaquia con la intención de venderla a alguien aún más loco que él. Eso fue alrededor de 1989. Hoy la estatua continua en venda por el módico precio de 250.000$, o al menos eso dicen.

Calculo que si algú fos tan insensat de comprar-la, només el transport li sortiria més car que la estàtua en si. I és que el nostre petit Lenin només pesa 7 tones. Quedaria bé al rebedor de l’entrada, no trobeu?
Calculo que si alguien fuera tan insensato de comprarla, sólo el transporte ya le saldría más caro que la estatua en sí. Y es que resulta que nuestro pequeño Lenin pesa la friolera de 7 toneladas. Quedaría bien en el recibidor, no?

Les següents fotos són de part de l’immobiliari urbà del parc de vora el canal que comunica el Lake Union amb el Pacífic. He de dir que, després d’haver conegut certes persones al llarg de la meva vida (ja avanço que no crec que cap d’elles sigui una habitual d’aquest blog), no estaria gaire a favor de la frase gravada al banc. Jutgeu vosaltres mateixos.
Las siguientes fotos son parte del inmobiliario urbano del parque de al lado del canal que comunica el Lake Union con el Pacífico. Tengo que decir que después de conocer a ciertas personas a lo largo de mi vida (no creo que ninguna de ellas sea una habitual del blog), no secundo la frase que está grabada en el banco.

Just al final del parc, al costat del pont de Fremont, un grup de gent palplantada com estaquirots feta d’alumini espera un tren que va deixar de funcionar el 1930. Waiting for the interurban, el nom que rep l’estàtua, reivindica la voluntat de la gent de Seattle per la represa del servei que no va establir-se fins l’any 2001. Encara que veient com està el panorama dels transport públic jo apostaria per un nou nom com ara “Estic fins als ous d’esperar el puto autobús que no arriba mai”, però potser és massa llarg, no?
Justo al final del parque, al lado del puente de Fremont, un grupo de gente hecha de aluminio espera un tren que dejó de funcionar el 1930. Waiting for the interurban, como se llama la estatua, reivindica la voluntad de la gente de Seattle para que se reanudara el servicio, cosa que no se consiguió hasta el 2001.  Aunque viendo cómo está el panorama del transporte público yo apostaría por un nuevo nombre, como por ejemplo “Estoy hasta los huevos de esperar al puto autobús que nunca llega”, pero creo que es un poco largo, verdad? (Y dice el tío con los ojos desorbitados, “¿Que autobús?”)

Malgrat el variat i pintoresc assortit que acabem de veure, jo em quedo amb el Troll de Fremont. És boníssim. A més, viu sota un pont i pel que es veu gasta bastant mala llet. I si no que li preguntin al conductor del cotxe que descansa sota la seva mà esquerra. Li tenen tan d’apreci que fins i tot té un carrer amb el seu nom. M’encanta!
A pesar del variado y pintoresco surtido que acabamos de ver, yo me quedo con el Troll de Fremont. Es genial. Vive debajo de un puente (como acabaremos muchos de nosotros) y por lo que he podido notar gasta bastante mala leche. Y si no que se lo pregunten al conductor del coche que descansa debajo de su mano izquierda. Le tienen tanto aprecio que hasta le han puesto su nombre a una calle. ¡Me encanta!

Ja per acabar un apunt final. Jo em pensava que el Centre de l’Univers estava en algun lloc com el Plana, la plaça Sant Felip Neri o la Llibreria del Purgimon. Fins i tot després de passar aquest últims anys a Albacete i degut a la insistència de la “fauna autòctona”, vaig arribar a creure que es podia trobar en algun lloc de la Mancha. Però no. Es veu que estava aquí als Estats Units. Aquesta gent ho acapara tot.
Como colofón deciros que el Centro del Universo, a diferencia de lo que yo creía, no está ni en el Templete de la Feria, ni en el Buho-Bar ni mucho menos en el Vidal. Resulta que está aquí, en Estados Unidos. Esta gente se lo queda todo.

Doncs ja ho heu vist. Després de tants anys, i la vida encara et segueix sorprenent. No és collonut?
Pues ya lo habéis visto. Después de tantos años resulta que la vida aún te sorprende. ¿No es cojonudo?

Anuncios

Acerca de Joel

Por ahí dando vueltas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Fremont: Art Urbà

  1. Eva dijo:

    La penya que espera el tren des del 1930 és com un gran tribut a la RENFE :)! Fins a Seattle arriba la renombrada fama de la RENFE, tot un detall!

    • Joel dijo:

      No se m’havia acudit, però tens tota la raó. Fa uns dies llegia en un diari que un grup de gent s’estava manifestant a l’andana 5 de l’estació de Sants, però ningú sabia què reivindicaven. Al final va resultar que era un grup de gent que esperava el tren. Però clar, en van veure taaaaaaaants…. La desinformació de la informació! 😉

  2. Ángela dijo:

    Tío, la frase grabada en el banco no se lee nada bien en la foto… y ahora tengo curiosidad por saber qué dice… ¡Exijo una explicación! ¡O una foto más grande!
    Un abrazo.

  3. Chopi en Sardegna dijo:

    Al final tots aprenem català…y sino verás.. Sé que esto es una estrategia para dejar de escribir poco a poco en castellano, y que no nos demos ni cuenta, veritat?jajaja Pero somos muuu listos, o listismos, como quieras, y yo, por lo menos, de todo saco lo bueno, la primera vez lo he leido solo en castellano, pero he hecho una segunda ronda para contrastar como queda mejor, y veo que lo sientes más si lo escribes en catalán..o m’equivoco?
    Un bacione “quasi fratello” 😉

    • Joel dijo:

      El post original era en catalàn y luego lo traduje al castellano. Quizás sea por eso. No sé, me salió así. Sí que es verdad que cuando pienso en mis cosas lo hago en catalán la mayoría de veces, aunque no siempre. Últimamente hasta pienso en inglés. Porque el inglés mal hablado existe, pero el mal pensado? Os lo habéis planteado alguna vez?

      Si además consigo que la gente aprenda un idioma nuevo con el blog, me sentiré muy satisfecho.

      Kisses half-sister.

  4. Ximo dijo:

    Si és que les coses rares pareix que només te passen a tu, té collons…
    M’ha sorprès que als EUA hi haja lloc per una estàtua de Lenin, pensava que no en volien saber res de res…
    Ara, que lo millor és lo del centre de l’univers… perquè clar, allà on hi haja el sarao, tu també hi ets…

    Per cert, si hem d’anar a vore tot això, que no siga amb l’autobús 44, ok?

    • Joel dijo:

      Bueno, has d’admetre que molt centre de l’univers moltes hòsties, però no deixa de ser un puto pal de fusta, no? I deixa de preocupar-te dels autobusos i ves mirant bitllets, puto!!

  5. Marta dijo:

    Pero Joel!!!!!se que eres ya del mundo entero,jejeje, pero realmente… de donde eres????no eras de Albacete como Chiqui???uy que lioooooooooooooo……..!!!!!!!!!ahora con el catalán y todo…….Ahí me pierdo, menos mal que estaba traducido en castellano!jajaja
    Cuando no quieres que me entere de algo, ya sabes!!!jajaja

    Muchos besos

    • Joel dijo:

      Sí, soy más bien patrimonio compartido por algunas de las ciudades más importantes del planeta, a saber Barcelona, la Seu d’Urgell, Seattle, Albacete, la Almunia de Doña Godina… Algún día te contaré la historia.

      Ahora mismo, como bien sabes, estoy en Seattle, pero al volver estaré en Albacete una temporada. Luego qui lo sa?

  6. Merche dijo:

    Menos mal que ya has resuelto la frase del banco, porque yo me quedé igual! jajaja, digo qué frase habrá escrita? 😛
    Me ha encantado el Troll de Fremont!! Había escuchado hablar de él, pero de esto que ni miré haber como era… y mira por dónde he conocido al colega jajaja.
    Un besote!!

    • Joel dijo:

      Siempre es un placer presentaros a mis amigos, aunque sean de cemento y mida 5 o 6 metros. Lo mejor de todo es si te lo encuentras paseando de noche y sin que te lo esperes. A mi me pasó la primera vez. Me quedé a cuadros.

      Ale! Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s