Domingo de Ramos

La idea inicial, aunque luego se torciera un poco, era irnos a Rattlesnake a hacer una rutilla guapa. El día no podía empezar de mejor manera: cielo despejado sin amenaza de lluvia en el horizonte. Eso hay que aprovecharlo. Vamos p’allá!

A medio camino un chivato se enciende en el salpicadero del coche de Isac. Después de consultar con el resto de pasajeros decidimos que lo importante es no rallarse y seguir adelante. Total, qué puede salir mal con el precioso día que está haciendo?

Parece que le cuesta un poco subir— comenta Isac —Antes, en pendiente, tiraba mucho más.

Le digo a Isac que no se ralle y que siga. Al final decidimos parar. Se nota un poco de olor a quemado y no soy yo. Abrimos el capó y vemos cierto humillo blanco. A fin de cuentas, parece que el chivato SÍ indicaba algo. Después de levantar el coche con el gato (¿?) llegamos a la conclusión que al coche le falta aceite. Maldita sea nuestra suerte, la misma que ha querido que hayamos parado en Tiger Mountain, donde parece ser hay un par de rutas de senderismo. Así que decidimos aparcar el problema del coche y ponernos a andar.

La fortuna sigue a nuestro acecho, pero se ve que estamos escondidos en algún recóndito punto del estado de Washington, porque no nos encuentra: empieza a caer piedra (Nótese el pelo de Isac).

Por suerte es sólo un momento. El tiempo decide darnos un poco de tregua. Al menos de momento.

Después de deambular un rato llega el momento de hacer un alto en el camino para recuperar fuerzas. Los más apañados llevaban su tupper con ensalada de arroz y un bocadillo de tortilla la mar de apañado. Los otros tiramos de embutido, eso sí, el mío era de La Boquería. Que bueno estaba!

Algunos de nosotros, más que de excursión, parecía que nos habían recogido directamente de algún after.

Ya de vuelta y con el problema del coche solucionado, sólo existía una manera posible de acabar un domingo como ese. Y es lo que no solucione una buena birra lo hace un cocktail. A ver qué nos depara el siguiente fin de semana, que promete muy mucho.

Anuncios

Acerca de Joel

Por ahí dando vueltas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Domingo de Ramos

  1. Isac dijo:

    Lo mejor fue cuando, totalmente desesperado por el asunto del coche intento recomponerme y digo: “Bueno, podría ser peor, podría estar lloviendo”.
    5 minutos más tarde empezó a granizar.

    • Joel dijo:

      Sí, bonita aportación la tuya. Suerte que no dijiste nada como “Mirad el lado positivo: en Japón la cosa está más jodida” porque sino ya me veo como la tierra hubiera empezado a abrirse debajo de nuestros pies 😉

    • Anónimo dijo:

      Ahora entiendo pq llovía tanto cuando estuvimos allí!! Eras tú!!!!

  2. Marta dijo:

    Jajajajaja, menuda mala suerte tenéis!!!pero al final no estuvo del todo mal el día, sabéis aprovecharlo bien.

    Y para otra vez una tortilleja de patatas y algo de jamoncito con esa birra de merendola!!!jejeje.

    Muchos besos

    Marta

    • Joel dijo:

      Ya ves… es increíble como nos lo montamos para siempre acabar liándola de alguna manera u otra. Aunque en las fotos no se ve, en el bar sacamos algún bocadillo que nos había sobrado de la excursión. Jejejje. A esa hora apretaba un poco el hambre.

      Besos!!

  3. Guacimara dijo:

    Ay mi madre… lo tuyo con los coches es de libro querido mío, la próxima vez q oigas un pitido ponle un poco de atención, jejeje

    Me encanta el UNO¡¡¡¡ Al próximo viaje lo llevas porfiiiiii

    Un besote mi niño

    • Joel dijo:

      Ya ves. Nunca aprenderé a prestar atención a los chivatos del coche. A mi puto ritmo. Quizás algún día, aunque se me antoja ya complicado.

      A la próxima hay UNO, pero vamos a poner normas de beber!! 🙂 Así mola más. Te vienes a Guadarrama?

      Besos amor

  4. lorco dijo:

    Recuerdame que nunca me monte con vos en un coche sin llenar el maletero de birras, por lo que pueda pasar 🙂

    • Joel dijo:

      Si, es importante llevarse provisiones con vistas a quedarse tirado por ahí. Pero te juro que sólo me ha pasado en los States. Te lo prometo. He hecho rutas y rutas en coche por otros lados y nunca ha pasado nada… :S Seré yo señor? Acaso seré yo el culpable de todo esto??

  5. cocktail??? pero tú de dónde sales? Vaya tela…y deja de comerte mi embutido cabronazo!!

    • Joel dijo:

      Oye, pues si le dices a la camarera que te gusta un poco de eso, otro de aquello y una pizca de lo de más allá, te hace unos combinados la mar de apañados. Ya va dos domingos que acabamos en el mismo sitio. Y ya sabes lo que dicen: no hay dos sin tres. Quieres uno? 😉

  6. The princess dijo:

    Que solo te pasan cosas en los coches en los States? seguro…mmm bueeeeno, si tu lo dices… jajajajaja OOOOOOOOOOOOOTRO FALSA-BLOG??? jajajajaja

    Mono, a ver si tanto meterte con Purgi y el gafe vas a ser tu…. jajajaja 😀
    TU ULTIMOO FINDE EN LAS USAS!!! QUE MIEDOOOOO 😀

    Pasalo muy bien! Un besicooo (y ya sabes, un abrazo de Koala na mas verte llegar jajajajja)

    • Joel dijo:

      Bueno, viniendo un día de tu casa de Murcia también me pasó algo gracioso. Se encendió otro chivato, pero por suerte pudimos sofocar el fuego a tiempo!! Jajajajajajajaja. Os devolví la del Corte Inglés!! 😉 Y te aseguro que más gafe que el purgi no hay nadie. Prometido.

      Que tiemble Seattle. Hemos alquilado una limusina pa’l finde!! Jajajaja.

      Besos.

  7. Merche dijo:

    No hay viaje que no estés metido en otro “fregao”! jaja. Viaje+coche+Joel…. creo yo que es para pensárselo! 🙂 Esta aventura nueva me ha venido bien para reirme un rato hoy, jaja. Oye… así te quedas (última foto) con los cocktails que te preparan??? Que te echan? 😛 Besicos

    • Joel dijo:

      De verdad que ha sido casualidad. Que he hecho un montón de viajes en coche y nunca antes me había pasado nada. Mi suerte está cambiando… Me alegro que te haya arrancado alguna sonrisilla. Muchos ánimos y nada de flojear. Y ya sabes, si necesitas animarte pásate por nuestros blogs de vez en cuando. Hoy el de tito Chiqui está que se sale. Me he reído un montón. Jajaja.

      Un beso.

      PD: Yo no sé que le ponían al cocktail pero estaba riquísimo. Tampoco sé decirte si me quedé así o no. No pude verme desde dentro!! Jajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s